Como salir de una relación con un manipulador

Las relaciones son difíciles y mas cuando se trata de una relación con personas manipuladoras

¿Cómo saber si estás en una relación con una persona narcisista o manipuladora? Responde las siguientes preguntas.

1) ¿Te siente enojada o confundida después de conversar con tu pareja?

2) ¿Haces lo que tu pareja quiere que hagas, incluso si les dijiste “No, no haré eso”?

3) ¿Toleras comportamientos que hace tu pareja que otros no tolerarían?

4) ¿Esperas más de ti que de tu pareja?

5) ¿Sientes que debes actuar como si las cosas estuvieran “bien” cuando no lo están?

6) ¿Sientes que tu pareja te culpa de todos los problemas?

7) ¿Sientes que necesitas hacer todo lo que tu pareja quiere para evitar conflictos?

8) ¿Tu pareja reacciona exageradamente la mayor parte del tiempo?

9) ¿Sientes que pones más en la relación que tu pareja?

10) ¿Te sientes ansiosa o nerviosa con su pareja?

Si ha respondido “sí” a más de 5 de estas preguntas, es probable que estés en una relación con una persona manipuladora o narcisista. Esto puede parecer una mala noticia, o puede simplemente confirmar lo que ya asumiste sobre tu pareja. Sin embargo, la pregunta es, ¿qué haces desde aquí?

Como probablemente te habrás dado cuenta, no puedes cambiar a otra persona. Es imposible. La única persona que podemos controlar somos nosotros mismos. Aquí están las buenas noticias: ¡Tí eres parte del problema! 

Aquellos que son manipuladores y narcisistas se sienten atraídos por personas que son demasiado responsables, demasiado cariñosas, pasivas y fáciles de controlar a través de la obligación y la culpa. 

Las personas con sentimientos de superioridad siempre se sienten atraídas por aquellos que son demasiado responsables y están dispuestos a aceptar la responsabilidad de las cosas que los manipuladores no quieren aceptar. 

Por lo general, las personas que son demasiado responsables lo son porque son personas complacientes que quieren ser aceptadas y aprobadas por los demás (especialmente las personas con las que están en relación). Este deseo de aprobación y aceptación deja a la persona muy vulnerable a la manipulación.

Puedes cambiar la dinámica de tu relación cambiando tus acciones y reacciones hacia tu pareja, pero primero debes identificar cuándo estás atrapada en una trampa de manipulación. 

Para evitar quedar atrapada en una trampa, necesitas saber cuándo estás siendo atrapada en una. 

8 Señales de que tienes una relación con un Manipulador

1. Es Insistente

Continuamente está pidiendo algo una y otra vez. El objetivo de esta forma de manipulación es desgastarte por la repetición. Finalmente cedes para detener el embate acosador.

2. Interpreta el papel de víctima

Se describen a sí mismos como víctimas para ganarse la compasión, la simpatía y obtener lo que quieren de otra persona.

Las personas cariñosas no pueden soportar ver a nadie sufrir y el manipulador a menudo encuentra fácil jugar con la simpatía para conseguir lo que quiere. Además, el manipulador te acusa falsamente de estar equivocada, ser negativa o abusiva cuando te defiendes o estableces límites.

3. Derrama miel

Incluye elogios, encanto, simpatía superficial, disculpas excesivas, dinero, aprobación, obsequios, atención, expresiones faciales como una risa o sonrisa forzada y reconocimiento público.

Esto ocurre justo antes de que te pidan que hagas algo que no quieres hacer o también viene antes de que estés a punto de descubrir algo negativo que hayan hecho. El propósito de la “miel” es hacer que tu te sientas bien para que puedan obtener lo que quieren.

4. Mentir

Ya sea mentiras directas o mentiras sutiles (las mentiras sutiles ocultan una cantidad significativa de la verdad). Los manipuladores mienten sobre su intención y mienten sobre sus engaños. A los manipuladores les encanta acusarte falsamente de que “No merece ser tratado de esa manera”. A menudo afirman que estás loca y eres abusiva, especialmente cuando tienes pruebas en contra del manipulador.

5. Negación

Se niega a admitir que ha hecho algo mal.

6. Minimizan las cosas

Dan excusas por su comportamiento inapropiado. Afirman que su comportamiento no es tan dañino o irresponsable como dice otra persona, por ejemplo, diciendo: “Solo estaba bromeando” “Era un juego” “No es para tanto” “Estas exagerando”.

7. Te hace sentir culpable y con vergüenza

El manipulador dirá cosas como “no te importa”, “eres egoísta” o “lo tienes más fácil que yo”. Esto generalmente hace que te sientas mal, dudes de tí mismo, ansiosa y te mantenga en una posición controlada.

El manipulador usa el sarcasmo y las humillaciones para aumentar el miedo y la duda en ti también. La vergüenza se puede usar en forma de mirada o mirada enojada, tono de voz negativo y sarcasmo.

Los manipuladores pueden hacerte sentir avergonzado incluso por desafiarlos. La culpa se hace para hacerte sentir culpable por tomar decisiones saludables, pensar correctamente y comportarte bien. Se utiliza con frecuencia como un medio de manipulación y control psicológico y emocional.

8. Ira y Amenazas

El manipulador usa la ira para controlarte. El manipulador a menudo no está realmente enojado, simplemente actúa. Solo quiere lo que ellos quieren y se “enoja” cuando se le niega. La ira controlada se usa a menudo como una táctica de manipulación para evitar la confrontación, evitar decir la verdad o ocultar aún más la intención.

La ira también se usa como defensa para que el manipulador pueda evitar decir la verdad. La ira se usa a menudo como defensa para evitar cuestionamientos o sospechas porque tu te concentra más en la ira que en la manipulación.

El manipulador usa las amenazas para asustarte o intimidarte para seguir con el control en ti. El chantaje y otras amenazas de exhibirte ante los demás son otras formas de manipulación.

Ahora que comprendes los métodos de manipulación que se utilizan, aquí hay formas en que puedes cambiarte a tí mismo y a tus comportamientos para detener el ciclo de manipulación.

Cómo escapar de un manipulador

1. Deja de buscar aprobación

Agradar a la gente es una adicción. Te llevará a hacer cosas que normalmente no haces para sentir la emoción de ser aceptado por un momento. La euforia del “medicamento de aprobación” desaparece y andas buscando hacer algo más para obtener más aprobación. 

Es una GRAN trampa. Necesitas aprender a no depender de las personas que no están contentas contigo o que no te aprueban para estar verdaderamente libre de manipulación.

2. Establece límites

Los límites son pautas, reglas o líneas seguras y razonables que una persona crea para que otras personas comprendan cómo comportarse a su alrededor y cómo responderán cuando alguien se salga de esos límites.

Cuando los límites están establecidos y un manipulador viola esos límites, entonces eligen tener su consecuencia por su comportamiento. Lo importante a tener en cuenta sobre los límites es que para que funcionen, DEBES cumplir con la aplicación de cualquier consecuencia que hayas indicado.

3. Ser asertivo

Ser asertivo significa expresarse con respeto de forma clara y directa mientras defiendes tu punto de vista. Esta es una habilidad que debes aprender, practicar y desarrollar especialmente si nunca te has considerado una persona asertiva. El asesoramiento puede ser útil para obtener esta habilidad.

4. Incrementa tu autoestima

Cuando conozcas el valor de tu autoestima, será menos probable que te manipulen. Cuando conozcas tu propio valor, tendrás el poder para defenderte.

5. Aumenta tu red de apoyo

Los manipuladores a menudo trabajan para aislarte de los demás en tu vida y aprovecharse de tu soledad. Tu miedo a estar sola alimentará su control y manipulación sobre ti, ya que saben que harás cualquier cosa para no perderlo.

Además, a menudo es difícil reconocer cuándo estás “mordiendo el anzuelo” y cayendo en una trampa de manipulación. Te recomiendo que consultes a un consejero con regularidad y tengas un buen amigo con límites saludables en el que puedas confiar para hablar sobre los conflictos en la relación.

Pueden ayudarte a identificar cuándo estás siendo manipulado y mantenerte responsable de establecer límites y aumentar tu asertividad.